Seleccionar página
u

¿Quiénes somos?

Libesa es una compañía chilena líder en la fabricación, importación y distribución de artículos de oficina, escolares, de escritura y papelería en general.

Nuestras marcas propias: Proarte, Ascott e lsofit han logrado un excelente posicionamiento en el mercado chileno y latinoamericano, al igual que las marcas que hemos representado a lo largo de nuestra historia, lo cual se debe a la calidad, distribución y diseños de nuestros productos. Nuestros comienzos se remontan a la década de los años 50, cuando “León Rozowski”, llegó desde Europa y se instaló con un pequeño bazar en el centro de Santiago, en la calle Estado 108 en el año 1953, con venta de artículos escolares, fotografía y regalos.

Hacia fines de los años 90, Libesa compra Ascott y Proarte. Ascott marca dedicada a marroquinería y agendas, y Proarte a cuadernos y artículos escolares.

El año 2000 Libesa se expande e inaugura su nueva planta de producción en Quilicura, donde hoy nos encontramos. Contamos con una moderna línea de producción, considerada de la más alta tecnología en Latinoamérica, sumamente innovadora y precisa en sus procesos, fabricando entre 60 y 90 cuadernos por minuto.

A nivel nacional hacemos 23 millones de cuadernos con espiral al año, y más de 10 millones entre cuadernos corcheteados y cocidos. Contamos con producción nacional de temperas y cuadernos, con máquinas de tecnología tope de línea, lo que nos permite estar presentes en el mercado nacional e internacional, exportando el a más de 15 países con filiales en Argentina y Bolivia.

Desde hace varios años que Libesa importa productos escolares, de oficina y escritura, por los cual ha adquirido una gran experiencia en compras en el extranjero, teniendo la capacidad de elegir productos de excelente calidad con los estándares exigidos por los diferentes mercados.

Nuestra empresa cuenta con un equipo de profesionales los cuales buscan la constante innovación y la mejora continua en la calidad de nuestros productos.

Por políticas internas, Libesa no entrega de modo alguno estímulos, incentivos o pagos de ninguna índole, a establecimientos educacionales, o a sus directores, profesores o funcionarios, con el objeto de influir en la inclusión de sus marcas en el proceso de confección de listados de útiles escolares.